Saltar al contenido

¿Que es una hipoteca inversa?

hipoteca inversa

La definición de hipoteca inversa (o hipoteca revertida) es simple: se trata de un crédito o préstamo garantizado con una hipoteca que recae sobre la vivienda habitual (también sobre otras viviendas, pero, en ese caso, las posibles ventajas o beneficios fiscales serían menores), concedido, de una sola vez o a través de prestaciones periódicas. También ha sido definida como «hipoteca vitalicia», «hipoteca pensión» o «pensión hipotecaria».

Este tipo de hipoteca esta destinada a los siguientes colectivos:

  • Mayores de 65 años.
  • Personas con un grado de discapacidad mayor a 33%.
  • Personas con dependencia severa o gran dependencia

El sector de la población al que va destinada suele tener inmuebles a su nombre, que pueden servir como activo para complementar sus ingresos y financiarse en esa etapa sin renunciar a cambiar su modo de vida (sigue viviendo en su casa) y sin tener que transmitir su propiedad y, con ello, evitando afectar sustancialmente las expectativas de posibles herederos, barrera emocional fundamental que siempre existe por el lógico deseo del progenitor de dejar su patrimonio a sus descendientes.

Si quiere hacer una consulta mas exhaustiva del mismo, le recomendamos que consulte el siguiente apartado de «Ley de la hipoteca inversa», donde se indica la ley que regula este tipo de hipotecas.

Ley de la hipoteca inversa

En España está regulada por la Ley 41/2007, de 7 de diciembre de Regulación del Mercado Hipotecario y otras normas del sistema hipotecario y financiero, de regulación de las hipotecas inversas y el seguro de dependencia y por la que se establece determinada norma tributaria (reforma del mercado hipotecario, «BOE» núm. 294, de 8 de diciembre de 2007).

El Banco de España (BDE) dispone de una guía de acceso a la hipoteca para orientar a la clientela interesada en este producto.

Diferencia con la hipoteca tradicional

La diferencia entre una Hipoteca Inversa y una hipoteca tradicional es que el titular no tiene que pagar nada al Banco, y la deuda acumulada sólo puede ser exigida por la Entidad Financiera 12 meses después del fallecimiento del último titular.

Al revés que en una hipoteca normal, la deuda no va disminuyendo con el tiempo, sino aumentando hasta que un tercero —los herederos del inmueble— opta por asumirla como propia, en caso de interesarle mantener la propiedad del inmueble.

Ventajas de la hipoteca inversa

  • Obtener una renta sin tener que abandonar la vivienda por la venta

Desventajas de la hipoteca inversa

  • Discrepancias entre el valor de la vivienda y la renta que se percibe: En este tipo de hipotecas, el valor que suelen dar a la vivienda es un 70-80% del valor deseado. Por otro lado, hay que saber que estos productos suelen ir ligados a un seguro y su importe suele ser elevado.
  • Son más interesantes para las viviendas de valor elevado: Sabiendo el punto anterior, este producto resulta interesante para las viviendas que tengan un valor elevado, ya que con las viviendas pequeñas, la renta puede quedar muy baja.

Conclusión

Para poder determinar si es un producto que nos puede interesar, se deben tener en cuenta dos puntos clave, la concesión y la opción de poder recuperar la vivienda por los herederos.

Recomendamos leer detenidamente los enlaces anteriormente mencionados (guía del BDE y la del BOE) para asegurarnos de las características del producto que estamos contratando.